Matar a un Ruiseñor - Harper Lee

11.05.2020

Novela Jurídica

Matar a un ruiseñor (To Kill a Mockingbird en su título original) es una novela de 1960 de la escritora estadounidense Harper Lee.

Según la revista FORBES "forma parte de ese selecto grupo de grandes novelas americanas del siglo XX, la única publicada por Harper Lee en 55 años, proseguida en 2015, más de medio siglo después, por Ven y pon un centinela".

La novela está inspirada en las observaciones de la autora sobre su familia y sus vecinos, así como en un incidente ocurrido cerca de su ciudad en 1936, cuando tenía 10 años de edad. Matar a un ruiseñor nos traslada hasta Maycomb, una pequeña comunidad (ficticia, pero con muchas similitudes con el pueblo de Alabama en el que creció Harper Lee) en el más profundo sur de los Estados Unidos y sacudida por la Gran Depresión, donde la narradora Scout Finch, una niña de seis años, nos revela la historia de su padre.

Aunque la novela trata sobre temas polémicos como la violación y desigualdad racial, también es alabada por su calidez y humor. El padre de la narradora, Atticus Finch, ha servido como ejemplo de moral para muchos lectores y como modelo de integridad para los abogados. ​

Atticus Finch es un abogado que asume la defensa de un hombre negro injustamente acusado de violar a una mujer blanca. Los temas principales de Matar un ruiseñor comprenden la injusticia racial y la destrucción de la inocencia.

Ganador del Premio Pulitzer, este libro sumerge al lector en una sociedad marcada por la segregación racial y, por lo tanto, regida por un sistema judicial profundamente injusto con la población negra, planteando cuestiones éticas y morales como la igualdad, la libertad o la justicia.

La novela fue adaptada al cine en 1962 con título homónimo por el director Robert Mulligan, con la actuación de Gregory Peck en el papel de Atticus Finch, obteniendo 10 nominaciones a los premios Óscar y consiguiendo tres premios.