El Tribunal Supremo Federal de Suiza falla sobre la compensación de alquiler por el teletrabajo.

27.05.2020

Las empresas alientan a trabajar en casa porque pueden ahorrar el alquiler de la oficina. Pero ahora el Tribunal Federal obliga a una empresa a pagarle a un empleado una parte proporcional del alquiler del piso.

Fuente: Periódico suizo Tages-Anzeiger (En Alemán)

Desde que se desató la pandemia de Coronavirus, más y más personas han estado realizando teletrabajo. Y, hay muchos indicios de que esta práctica, amada por algunos y odiada por otros, permanecerá después de la crisis. Ya que, los empleadores de todo el mundo han descubierto que se pueden reducir costos de alquiler de oficina e insumos, obteniendo el mismo rendimiento laboral.

En este marco, ha llamado la atención un nuevo fallo del Tribunal Federal de Suiza que promete equilibrar la balanza para los teletrabajadores que hasta ahora no han podido pagar un apartamento más grande con su propia oficina.

De acuerdo con la decisión del Juez Federal, que se realizó el 23 de abril y aún no se ha hecho pública, una compañía fiduciaria debe pagarle a uno de sus empleados una contribución al alquiler del departamento porque ha estado realizando durante un prolongado tiempo teletrabajo.

Según el Tribunal Federal, no es de consideración que el empleado no haya alquilado una habitación adicional o un departamento más grande para desarrollar su actividad desde casa y que, no haya incurrido en costos adicionales directos.

En este caso en concreto, los jueces encontraron justificada una compensación mensual de 150 francos suizos. Asimismo, indicaron que el empleado incluso podría iniciar el reclamo retroactivamente después de renunciar.

En este fallo innovador, se trató por primera vez la compensación de alquiler para oficinas en el hogar. Thomas Geiser, profesor de derecho laboral en la Universidad de St. Gallen (Suiza), dice no estar particularmente sorprendido por la sentencia, ya que indica que "La ley obliga a los empleadores a reembolsar a sus empleados todos los gastos incurridos para llevar a cabo el trabajo".

Posteriormente agrega que, es "notable cuán claramente los jueces superiores ahora aplican el principio legal para la compensación del alquiler en las oficinas en el hogar".

Cabe aclarar que, los empleados tendrían derecho a una compensación en caso de hacer home office involuntariamente, pero no podrían hacer este reclamo los que realicen esta modalidad laboral por petición propia. Incluso, dice Geiser, no descarta reclamos de compensación de alquileres durante el período extraordinario de la crisis de COVID-19.

Por otro lado, si bien la Confederación de Sindicatos de Suiza está satisfecha con la jurisprudencia pro trabajador, ve como un problema el hecho de que solo puedan reclamar los empleados que realizan teletrabajo de forma involuntaria, ya que, muchos empleados que supuestamente trabajan "voluntariamente" en esta modalidad fueron realmente reconducidos por los empleadores.

El secretario general del Sindicato Luca Cirigliano dice, sobre el home office, que "Esto a menudo se desea porque puede ahorrar a las empresas cientos de miles de francos suizos en alquileres de oficina", pero es extremadamente injusto y también ilegal que los empleadores pasen los costos a los empleados de esta manera.

Para Cirigliano, la compensación de alquiler no es el único problema del teletrabajo, "Un gran número de empleados nos contacta porque su empleador no está dispuesto a pagar por una silla ergonómica de oficina u otro equipo de trabajo que sea necesario". Y agrega que, debido a la protección insuficiente contra el despido en Suiza, el empleado corre el riesgo de ser despedido rápidamente si exige las condiciones correctas en su oficina en casa.

Esta nueva modalidad de trabajo, que cada vez ganará más terreno, no debe quedar fuera de las buenas prácticas laborales, ni tampoco debe ser un traslado de cargas del empresario al empleado. Hay que tener en cuenta, que el operario que realiza teletrabajo está liberando a su empleador de diversos gastos, no solo el alquiler, sino además servicios necesarios para el desarrollo de la actividad, tales como electricidad, internet, entre otros insumos.

Por ello, es necesario realizar una correcta regulación, para evitar abusos y poder desarrollar el teletrabajo, que puede aportar grandes beneficios personales, sociales y medioambientales, de una forma correcta y conforme a las leyes laborales. 

LINK AL FALLO COMPLETO (EN ALEMÁN)


Pablo Andrés Borgonovo