Amistad - Steven Spielberg - 1997

20.05.2020

Amistad es una película dirigida por Steven Spielberg y estrenada en 1997, basada en la historia real de un grupo de esclavos africanos amotinados en su viaje desde Sierra Leona a Cuba, a bordo de la embarcación La Amistad cerca de Puerto Rico en julio de 1839. 

La película ha tenido algunas críticas en cuanto a ciertas incorrecciones cronológicas, como el hecho de que Martin Van Buren ya no era presidente de los EE. UU. cuando se produjo el fallo del Tribunal Supremo. Pero aun así, recibió nada menos que cuatro nominaciones a los premios Óscar.

Este film, además de contar con un gran director como Steven Spielberg, hace gala de un espectacular elenco, entre los que se encuentran Matthew McConaughey como Roger Sherman Baldwin (joven abogado especialista en temas de "Propiedad" que defiende al grupo de esclavos), Djimon Hounsou como José Cinqué (uno de los esclavos que viajaban en el barco), Anthony Hopkins como John Quincy Adams (expresidente de los Estados Unidos) y Morgan Freeman como Theodore Joadson.

En la historia, un grupo de africanos es capturado y trasladado en un barco portugués, el Tecora, a Cuba para servir como esclavos. Una vez en La Habana, son revendidos a dos negreros españoles que los embarcan en la goleta La Amistad rumbo a Puerto Príncipe.

Durante el viaje, los esclavos se amotinan y asesinan al capitán y al cocinero del barco logrando hacerse con el mando y amenazan al resto de la tripulación para que ponga rumbo al este de vuelta a la costa africana.

La tripulación accede a cambiar de destino, pero todas las noches viran secretamente el rumbo hacia el norte. Es así que, poco a poco el barco se dirige hacia la costa este de los Estados Unidos y finalmente es interceptado por los guardacostas de este país.

Una vez en Estados Unidos, los africanos son encarcelados y acusados del asesinato de dos españoles durante el motín.

Aquí comienza el juicio, durante el cual se demuestra que eran transportados ilegalmente, pese a que los negreros aportan documentación falsa tratando de demostrar que eran de origen cubano. Esto es importante, ya que en esos años tratados internacionales y las leyes de EE.UU. prohibían la trata internacional de esclavos, y solo se admitía en los territorios en los que ya existía la esclavitud (por eso el interés de demostrar que eran de Cuba).

En esta etapa, son varios los que reclaman a los africanos como "propiedad". Por un lado, la Reina de España dice que le pertenecen a la Corona, por otra parte, los oficiales de la Armada de Estados Unidos que realizaron el salvataje del barco, reclaman que "todo el cargamento" les corresponde a ellos.

De esta manera, vemos el despreciable tratamiento que se le daba en su momento a algunos seres humanos, reduciendo su existencia a "bienes".

Para demostrar su verdadero origen Joseph Cinqué, relata ante el tribunal su rapto y las penalidades sufridas durante su secuestro y transporte a América junto al resto de esclavos. Su relato ante el tribunal de las torturas y los malos tratos a bordo constituye la parte más dura de la película.

En la trama se presenta una fuerte controversia, típica de la época, sobre el carácter que revestían los esclavos. Se discute, sobre si eran esclavos (por ende "cosas susceptibles de propiedad") o hombres libres, entre los gobiernos de España y Estados Unidos.

Aquí, entra en juego Roger Sherman Baldwin, un joven abogado especialista en temas de "Propiedad" que defiende al grupo de esclavos. La defensa también argumenta que en el caso de que fueran considerados hombres libres le asistiría el derecho a la legítima defensa ante sus secuestradores y su juicio por asesinato sólo procedería en caso contrario.

En varias escenas se evidencia la división social del país ante la esclavitud y la existencia de importantes intereses económicos que la sustentaban. Así, vemos la postura esclavista defendida por el exvicepresidente norteamericano John C. Calhoun. Y en la otra cara de la moneda, actuando como defensor de los acusados ante la última instancia, al expresidente John Quincy Adams.

Mientras tanto, para los africanos esclavos, se trata de una lucha por un derecho humano básicos, la libertad.

Excelente película donde vemos un interesante debate jurídico típico del siglo XIX, en Estados Unidos, sobre los esclavos, los Derechos Humanos y la lucha por la abolición de la esclavitud. El film se mueve entre los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Público y el Derecho Penal.